Prohibida la sustracción de plantas epífitas en los alrededores del DC

Con el propósito de proteger los recursos

naturales y las fuentes de agua de los alrededores de la capital, las autoridades de la Alcaldía del Distrito Central (DC) reactivaron una Ordenanza Municipal que, entre otras cosas, prohíbe la extracción de plantas epífitas que son utilizadas para la decoración en la temporada navideña.

La normativa legal establecida en el acta número 002-2005, de fecha 15 de marzo del 2005, contempla la prohibición para extraer subproductos forestales como musgos, paste de cerro, bromelias, gallinazos, orquídeas y líquenes, todos ellos usados para decorar los tradicionales nacimientos y otros arreglos navideños.

El esfuerzo por proteger las áreas forestales que circundan el DC se está haciendo en alianza con la Escuela Agrícola Panamericana de El Zamorano y las municipalidades de San Antonio de Oriente y de Tatumbla, ya que son las zonas más afectados por la extracción de esta vegetación.

En ese sentido, en un comunicado se determina que la regulación es “con el fin de proteger nuestros valiosos recursos naturales y disminuir el impacto humano sobre estos”, por lo que se hace un llamado a la población para que se respete la legislación local y que considere otras alternativas para evitar la venta y compra de estos subproductos.

“Las plantas epífitas son utilizadas en los tradicionales nacimientos y en diversos arreglos navideños; sin embargo, son elementos indispensables para la sobrevivencia de nuestros bosques y fuentes de agua alrededor de nuestra capital”, dice la comunicación.

“Asimismo, sugerimos a la ciudadanía hacer uso (tanto decorativo como comercial) de productos sostenibles como acículas de pino, ramas secas, bellotas, hojas o tusa del maíz, entre otros”, pues se llevarán a cabo operativos para el control de estos productos en los mercados capitalinos y en las carreteras donde se comercializan.

“La Ordenanza Municipal para el manejo de los recursos naturales y problemas ambientales en las áreas forestales, áreas protegidas y subcuencas que producen y abastecen de agua a la ciudad capital”, contiene sanciones económicas para las personas que desobedezcan la misma.

En cuanto a la explotación de musgos, paste de cerro, bromelias, gallinazos, orquídeas y líquenes, expresa que la multa que se aplicará es de un cuarto de salario mínimo por cada libra que se decomise de esta vegetación. (GCI/AMDC).

Descargar archivo