Nasry Juan Asfura Zablah

 

Queridos ciudadanos del municipio del Distrito Central, en los grandes momentos de la vida nos vemos obligados a reflexionar sobre lo que hemos hecho, lo que estamos haciendo y lo que esperamos hacer para las presentes y futuras generaciones que ven con esperanza la llegada de un mejor porvenir para ellas y sus comunidades.

Atendiendo a mis principios y profundas convicciones, he propuesto dedicar las energías que Dios me ha concedido, a realizar el trabajo que me corresponde como alcalde municipal de la manera más responsable para que, en conjunto con la población del municipio, podamos unir esfuerzos para desarrollar nuestra querida capital y ponerla a la altura de otras ciudades modernas.

Estoy convencido que solo trabajando con dedicación podremos sacar adelante nuestra ciudad y nuestro país, es por ello que no descansaré hasta el último minuto de mi gestión en el afán de contribuir y ver que se ha logrado el sueño de sus habitantes de ver un entorno mucho más atractivo para todos; en ese sentido, con el equipo de trabajo que me acompaña en la Alcaldía hemos asumido el compromiso de realizar nuestra labor de manera ordenada y con transparencia para buscar el bien común.

Con esa dedicación al trabajo se edifican obras que no solo contribuyen al desarrollo de la capital, sino que generan empleos que, a su vez, permiten a cientos de personas llevar a sus hogares el sustento propio y el de sus familias, cubriendo en parte la necesidad de crear oportunidades laborales en nuestro municipio.

El compromiso que es y será siempre servir a todos los ciudadanos sin distinciones de ninguna naturaleza porque cada persona merece ser vista en un plano de igualdad, ya que los problemas que debemos superar en nuestra querida capital nos afectan a todos por igual y, como tal, juntos debemos luchar por resolverlos en el marco de las responsabilidades que cada uno de nosotros tenemos con la construcción de una mejor ciudad en un futuro no muy lejano.

¡Que Dios nos bendiga a todos!